Si has llegado hasta aquí, es por que probablemente tengas que reparar bajantes en tu vivienda o comunidad  y posiblemente no sepas cual es el mejor método para hacerlo. Por eso queremos aclarar tus dudas y comparar las distintas opciones para facilitar tu elección.

Para empezar, es importantes recordar que las bajantes son las tuberías que se encargan de recoger tanto las aguas residuales como las pluviales, por lo que sin duda son fundamentales para el correcto funcionamiento de una comunidad o vivienda particular. De aquí la importancia de prestarles atención y no descuidarlas para que funcionen con normalidad.

Métodos para reparar bajantes

Tal y como te mencionamos anteriormente, las bajantes realizan una función esencial en todo el sistema de tuberías de cualquier edificio. Y es que, con el paso del tiempo, los malos hábitos, los productos que solemos utilizar y la falta de mantenimiento a esta infraestructura termina por desencadenar varios problemas en las bajantes como  roturas, atascos, malos olores y fisuras, entre otros.  Por suerte existen distintos métodos para reparar bajantes, te contamos cuales son:

Con obra 

Antes de todo, debes saber que este procedimiento para reparar bajantes con obra puede ser bastante molesto, ya que este tipo de reparación conlleva la mayoría de las veces obras de apertura de paredes y suelos, para poder acceder a la bajante y sustituir la tubería deteriorada por una nueva.

El método tradicional de sustitución de bajantes, aparte de ocasionar importantes molestias, suele tener un coste más elevado.

Además, en el caso de reparaciones que impliquen la manipulación y el corte del fibrocemento, aumenta considerablemente el coste económico, ya que estos trabajos deben ser realizados por empresas homologadas que esté inscrita en el Registro de Empresas con Riesgo por Amianto (RERA), atendiendo a lo que se indica en el artículo 17 del Real Decreto 396/2006, de 31 de marzo.

Por otro lado, es habitual que en las comunidades de propietarios surjan problemas entre los vecinos al utilizar el procedimiento tradicional, ya que reparar bajantes con este sistema supone soportar ruidos, polvo, aperturas en paredes, techos y suelos por un largo tiempo, y no todo el mundo está de acuerdo.

reparar bajantes

Sin obra 

Si no te convenció el método anterior, tenemos una excelente noticia, y es que gracias a los avances tecnológicos es posible reparar bajantes de una forma mucho más rápida y efectiva, con resultados excelentes y olvidándonos de las molestas obras y procesos que supone reparar bajantes de forma tradicional.

Todo esto se puede lograr con el Sistema SprayForm, sistema de pocería sin zanja. La rehabilitación de bajantes con este sistema consiste en la proyección de un polímero plástico en el  interior de la antigua tubería, en varias capas milimétricas, hasta conseguir el espesor deseado. El resultado es una capa interior completamente nueva, lisa y sin poros, que evita que se adhieran los detergentes y restos sólidos, totalmente continua y 100% estanca.

Este sistema para reparar bajantes se puede aplicar en tuberías de cualquier tipo de material, tanto en tramos verticales como horizontales, codos o giros y con diámetros entre los 50 y los 200mm.

 

Ventajas de reparar bajantes sin obra 

Las ventajas de reparar bajantes sin obra son muchas, ya que como hemos mencionado anteriormente este sistema es:

  • Más económico al no realizar obra, sobre todo si se trata de bajantes de fibrocemento.
  • Es un técnica amable con el medio ambiente al no generar residuos y tener un gasto energético reducido.
  • Cómodo, limpio y rápido.
  • Puede emplearse en tramos inclinados, verticales y horizontales.
  • El material que se utiliza es muy resistente a la presión y a las sustancias químicas.
  • Evita la aparición de gritas que puedan darse durante la expansión térmica.
  • Es un material que se endurece muy rápido, por lo que acorta el tiempo en que las tuberías no pueden ser utilizadas gracias a su secado rápido.

reparar bajantes

Pasos para reparar bajantes sin obra 

El procedimiento para reparar bajantes sin obra es sencillo y rápido. Consta de los siguientes pasos:

Fase preparatoria

  • Se protege la zona de trabajo y se precintan los puntos susceptibles de vertidos de agua hacia la tubería a rehabilitar, ya que el agua es completamente incompatible con la fase de proyección. Una vez hecho esto se procede al desmontaje de sanitarios o lavabos para conseguir acceso a la tubería que vamos a rehabilitar.
  • Después se procede a realizar una inspección CCTV para valorar y conocer el estado en el que se encuentra la bajante.
  • Posteriormente es necesario realizar una limpieza para eliminar cualquier residuo o adherencia que dificulte el proceso de rehabilitación, y en caso necesario, realizar fresado de cualquier objeto penetrante existente(raíces, acometidas, etc.).
  • Después del proceso de limpieza y fresado es imprescindible secar la tubería con secadores industriales para eliminar cualquier rastro de agua antes de la proyección. Este paso es importantísimo para que el resto del proceso sea exitoso.

Fase proyección

Una vez terminada la fase de preparación, procedemos a la proyección del polímero plástico realizando capas circulares hasta conseguir un espesor final de unos 3-4mm. En unas horas de trabajo el proceso ha finalizado y la tubería se puede poner de nuevo en funcionamiento.

Fase comprobación

Finalmente se realiza una nueva inspección con cámara para comprobar que la rehabilitación se ha realizado correctamente.

reparar bajantes

 

Sin duda reparar bajantes sin obra es mucho más fácil, rápido y eficaz con el sistema SprayForm, siempre y cuando se cuente con profesionales certificados y con una empresa especialista en este tipo de método.

En GSC somos especialistas en reparar bajantes de uno o varias alturas, y  nos ponemos a tu disposición para resolver tus dudas y ofrecerte presupuesto sin compromiso.

Contacta con nosotros