Los atascos por raíces son mucho más habituales de lo que parece. En lo que llevamos de año, un porcentaje altísimo de los atascos estaban ocasionados por las raíces de los árboles cercanos que se introducen en el interior de las tuberías.

En las zonas de arboleda, jardines, etc. las raíces de los árboles y arbustos se introducen en el interior de las tuberías en busca de agua, aprovechando una mínima rotura o por la junta de unión de los tubos. Una vez dentro, crecen sin control provocando enormes tapones que terminan obstruyendo las tuberías.

Los residuos sólidos se empiezan a retener, se forman pequeños atascos que se van solucionando por si solos la mayor parte de las veces, hasta que el taponamiento ya es tan grande que la tubería pierde su función.

En nuestra última actuación con robot fresador, hemos eliminado raíces de gran tamaño en un campo de fútbol de un polideportivo municipal de Madrid.  ¿Imaginas que hubiera ocurrido con el césped del campo si los trabajos se hubieran realizado con métodos tradicionales?

atascos por raíces

atascos por raíces

Cómo quitar los atascos por raíces sin abrir zanja

Si las raíces ya se han introducido en el tubo, con los medios tradicionales resulta imposible eliminarlas definitivamente.

Con los sistemas de pocería tradicional, lo habitual es abrir una zanja, quitar el tramo de tubería afectado y volver a cerrar. Pero con esa actuación solo hemos solucionado el problema temporalmente. Antes o después las raíces volverán a entrar por cualquier fisura o junta. Y en breve ya está el tapón formado de nuevo.

Menos mal que las tecnologías sin zanja nos proporcionan soluciones definitivas sin hacer obra, como el fresado de tuberías y la rehabilitación con manga continua.

 

Robot fresador para eliminar atascos por raíces

El fresado de tuberías es un servicio de pocería sin zanja que solo puede realizar una empresa especializada en  sistemas sin zanja. Esta opción es la más cómoda y rápida para solucionar este problema.

Con este sistema se eliminan los atascos por raíces sin necesidad de hacer obra.

¿Cómo se realiza el fresado de tuberías?

En realidad el sistema es bastante sencillo, consiste en introducir un robot fresador por el interior de la tubería, desplazarlo hasta el elemento que hay que eliminar, en este caso las raíces, y por control remoto comenzar los trabajos de fresado.

Existen distintos tipo y tamaños de robot fresador de tuberías para utilizar según los distintos diámetros de los tubos. En GSC disponemos de varios equipos de fresado que nos permiten trabajar en diámetros de tubería comprendidos entre 90 mm. y 850 mm.

atascos por raíces

 

Gracias a la cámara que llevan incorporada, el técnico dirige el robot desde el exterior y controla el proceso de fresado en todo momento.

Se trata de un trabajo de precisión para el que hay que tener la formación necesaria si no queremos dañar la tubería en la que estamos trabajando.

Por eso insistimos en que el fresado de tuberías siempre debe realizarlo una empresa especializada.

 

¿Pero el fresado de raíces es la solución definitiva?

La verdad es que no, el fresado de raíces lo que consigue es eliminar las raíces desde el interior de la tubería, sin tener que romper ni levantar los suelos.

Es un sistema de precisión, limpio, cómodo y rápido, pero para solucionar definitivamente este problema, es necesario rehabilitar la tubería con el sistema de manga continua, después de realizar el fresado de las raíces.

 

Encamisado con manga continua

El sistema de manga continua consiste en introducir una manga de fibra de vidrio impregnada de una resina reactiva a la luz por el interior del tubo. Una vez dentro se introduce un equipo de luces UV LED para proceder a su endurecimiento, y al finalizar hemos conseguido una nueva tubería, totalmente estanca, sin juntas y sin haber abierto zanja.

Encamisado con sistema UV LED

¿Y cómo se evita que vuelvan a entrar las raíces?

La nueva tubería construida es de fibra de vidrio y resina, actualmente el material más resistente que existe en el mercado.

La tubería es de una sola pieza, sin juntas ni uniones, por lo es imposible que las raíces pueden volver a introducirse en él.

Y para rematar, este material tiene una vida útil de 70 años.

 

En definitiva, la tecnología aplicada a la pocería es la solución más eficaz y cómoda para  resolver los problemas más complicados.

Pero volvemos a insistir que para realizar este tipo de trabajos es imprescindible confiar en una empresa especializada en pocería sin zanja como GSC.  Si quieres que los trabajos se realicen con total profesionalidad y garantía, no te la juegues, confía en especialistas sin zanja.

Gracias a la aplicación de equipos tecnológicos de última generación y profesionales especializados, somos capaces de eliminar cualquier obstáculo de las tuberías y repara la tubería parcial o totalmente, sin tener que hacer obra.