Reparar la red de alcantarillado es uno de los servicios más costosos de nuestras ciudades, pero es imprescindible mantenerla en buen estado ya que su función principal, el transporte de las aguas residuales hasta las estaciones depuradoras, es muy importante para el desarrollo de la ciudad.

La gestión del agua en la Comunidad de Madrid depende del Canal de Isabel II, y comprende desde la captación del agua para proporcionar el agua necesaria para el abastecimiento de todos los habitantes de nuestra región, hasta el transporte de las aguas residuales hasta la depuradora para su posterior depuración y devolución al cauce de los ríos en condiciones optimas para el medio ambiente.

En cuanto al mantenimiento de la red de saneamiento, el Canal se lo encarga a varias empresas privadas  dependiendo de la magnitud de la obra a realizar.

 

¿Qué trabajos se realizan en la red de alcantarillado?

Para reparar la red de alcantarillado lo primero es diagnosticar cuál es el problema, y para ello es imprescindible realizar una inspección con cámara CCTV. Este servicio consiste en introducir un robot motorizado provisto de cámara por el interior del tubo para diagnosticar en tiempo real el estado en que se encuentra y así poder ofertar las posibles soluciones.

Previo a la inspección y con el fin de que esta se pueda realizar correctamente, es necesario realizar antes una limpieza de la totalidad del tramo a inspeccionar. Para ello utilizamos vehículos dotados con equipos de aspiración y presión de agua de gran rendimiento que nos permiten realizar las actuaciones de limpieza en un plazo corto de tiempo.

Una vez realizada la inspección si hemos detectado que la tubería se encuentra en mal estado y es necesario proceder a su rehabilitación, lo más adecuado es utilizar el sistema de manga continua.

El proceso es muy sencillo y rápido, utilizamos una manga de fibra de vidrio impregnada de resina Epox  que se introduce de pozo a pozo. Con la ayuda de aire comprimido se produce un inflado que logra la adherencia de la fibra de vidrio y la resina a las paredes del tubo, formando así una nueva tubería sin juntas.

En el caso de que la incidencia detectada sea una fuga de agua producida por una rotura o una junta en mal estado, entonces es necesario realizar una reparación con packers.

Los packers son unos dispositivos hinchables a los que se les coloca una pieza de fibra de vidrio impregnada de resina Epoxi (el mismo material que se usa en la rehabilitación con manga continua) con la que se procede a taponar la rotura o junta por la que se filtra el agua.

Lo primero que hacemos es impregnar el trozo de fibra de vidrio necesario con una mezcla de resina Epoxi. A continuación se coloca en un dispositivo hinchador adaptado a las dimensiones del diámetro de la tubería que debe repararse y se sitúa en el punto defectuoso.

Una vez colocado se hincha el dispositivo con aire a presión y se presiona la manta de fibra de vidrio contra las paredes interiores de la tubería. La resina y la fibra de vidrio, ahora con consistencia pastosa, penetra en las grietas y roturas del tubo de tal forma que al secarse y endurecerse crea una unión resistente con el tubo antiguo.

Por último, es habitual que las fugas de agua estén ocasionadas por raíces que penetran por las juntas de las tuberías. En ese caso, es necesario utilizar el robot fresador para eliminarlas.

Utilizando esta técnica conseguimos eliminar el obstáculo rápidamente y desde el interior del tubo, dejando la tubería nuevamente el 100% de su capacidad hidráulica y diámetro.

 

¿Por qué utilizar sistemas sin zanja para reparar la red de alcantarillado?

Los sistemas sin zanja ofrecen múltiples ventajas a la hora de efectuar reparaciones en la red de alcantarillado:

Al no efectuar obra, el tiempo de ejecución se reduce al mínimo, consiguiendo realizar las actuaciones en unas pocas horas. Del mismo modo, al no tener que abrir zanja, evitamos ocasionar molestias a los vecinos y comerciantes de la zona afectada tales como cortes de tráfico, ruido o suciedad.

El material utilizado es en la actualidad el mejor existente en el mercado. De excelentes características, tiene una vida media estimada de 70 años y tanto el material como los procesos son respetuosos con el medio ambiente.

Además eliminamos el riesgo de accidentes laborales, ya que el manejo de los equipos utilizados se realiza siempre desde el exterior.

Estamos convencidos de que el mayor riesgo es no saber aprovechar la tecnología que nos ofrecen los sistemas sin zanja para reparar la red de alcantarillado. No lo dudes y contacta con una empresa especialista en reparaciones de tuberías sin obra, como GSC.

 

 

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas, si ya estás suscrito a nuestra newsletter, para reconocer el estado de tu sesión si la tuvieses y para servir más rápidos los contenidos.

No se captura IPs ni siquiera para el servicio de Analytics así que tu visita es anónima.

gdpr

Publicidad

Terceros

Usamos cookies de terceros con servicios, también garantes de tu privacidad, que analizan tus usos de navegación para que podamos mejorar los contenidos, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales y el formulario de comentarios.

No se captura IPs ni siquiera para el servicio de Analytics así que tu visita es anónima.

_ga, _gid
_ga, _gid

Otros